Cavitación | ¿Qué es la cavitación?

cavitación
La cavitación es una técnica médico-estética basada en tecnología de ultrasonido que tiene como objetivo eliminar la grasa localizada.

La cavitación es un tratamiento que ayuda a tratar la celulitis y la piel de naranja, problemas que son muy comunes en las mujeres y que también pueden aparecer en los hombres.

Esto que suele aparecer en los muslos, nalgas, abdomen e incluso en los brazos, generalmente se convierte en uno de los problemas estéticos que generan más preocupaciones estéticas.

Es cierto que no existe una solución definitiva para eliminar la celulitis, pero también es cierto que la cavitación es un tratamiento que ayuda mucho a mejorar su apariencia.

¿Qué es la cavitación?

La cavitación es una técnica no invasiva, no hay cirugía involucrada, también es indolora, por lo que es una muy buena alternativa a la liposucción.

Si te preocupa la acumulación de grasas en tu cuerpo, tienes celulitis o piel de naranja, un tratamiento de cavitación puede ayudar a reducir y mejorar estos problemas.

«La cavitación reduce la grasa localizada del cuerpo».

Por lo tanto, queremos contarte todos los secretos que trae esta tecnología de cavitación.

Una tecnología de medicina estética que utiliza ultrasonido para eliminar la grasa localizada y la celulitis.

Debemos de aclarar primero que reducir permanentemente la grasa localizada no es tarea fácil y esto requiere esfuerzo y que eliminar la celulitis completamente es una tarea imposible.

Pero si sigues una dieta adecuada, realizas ejercicio, usas cremas específicas y un tratamiento de choque como la cavitación, estarás muy cerca de decir adiós a estas preocupaciones.

¿Cómo funciona la cavitación?

En las células grasas, nuestro cuerpo almacena triglicéridos, que son algo así como nuestras reservas de energía no utilizadas.

Como puedes comprender, en principio las grasas tienen una función positiva para nuestro cuerpo, pero esto es hasta cierto punto, hasta el límite de acumular exceso de grasa.

El cuerpo humano es muy voluble, y las grasas generalmente se concentran en ciertas áreas de nuestra anatomía. Esas grasas son difíciles de eliminar y solo se liberan en momentos de déficit calórico extremo.

En hombres, las áreas típicas de acumulación de grasas lo forman la parte inferior del abdomen y el pecho. Por el contrario, en mujeres, generalmente se concentra en la parte superior de los brazos, muslos y estómago.

Tecnología de ultrasonido médico estético

La cavitación utiliza tecnología de ultrasonido para atacar esas células grasas que son tan difíciles de eliminar a través del ejercicio físico y la dieta. Esta máquina se coloca en el área afectada del cuerpo y, mediante ultrasonidos, se masajea el área a tratar, logrando burbujas en los tejidos afectados por la grasa localizada.

«La cavitación utiliza tecnología de ultrasonido».

Es un tratamiento simple pero que debe seguirse cuidadosamente para que sea efectivo.

Usando la tecnología de ultrasonido de cavitación estética, la grasa atrapada se emulsiona como un líquido, y luego se expulsa de forma natural a través del sistema linfático, es decir, a través de la orina.

A diferencia de otros métodos conocidos como liposucción, la cavitación no es una técnica quirúrgica.

«La cavitación no es una técnica quirúrgica.«

Este procedimiento de medicina estética es «relativamente nuevo», se introdujo en Milán, Italia, en 2005 bajo el nombre de «Cavitazione estética».

La efectividad del procedimiento aumenta si se sigue un tratamiento de drenaje linfático al mismo tiempo.

En definitiva, la cavitación ultrasónica funciona de la siguiente manera. Durante los aproximadamente 30-40 minutos que dura la sesión, se emiten ultrasonidos hacia la piel.

Estos ultrasonidos son ondas de calor que afectan la grasa y causan burbujas que la rompen y gracias a las cuales el sistema linfático puede eliminar fácilmente las adiposidades.

Tipos de cavitación

No todos los centros médicos o cosméticos realizan el mismo tipo de cavitación, esto dependerá del equipo y la tecnología que tenga, pero básicamente existen 3 tipos de cavitación en el mercado.

Lo que hace que la cavitación sea diferente es el equipo con el que se lleva a cabo el tratamiento, ya que la técnica es la misma para todos. Es decir, dependerá del poder del equipo.

Cavitación o cavitación estable: es la que emite ultrasonidos en el cuerpo, lo que ayuda al tejido adiposo a aflojarse y desprenderse del resto de tejidos. A partir de este desprendimiento, generalmente se observa la disminución de la grasa localizada.

Doble cavitación: a diferencia de la cavitación tradicional, el equipo que se utiliza es diferente, puede generar ondas de diferentes frecuencias que elevan la temperatura interna, lo que provoca la ruptura de los tejidos adiposos debido al calor.

Ultracavitación: es la tecnología que utiliza ultrasonido para eliminar las células que producen grasa. A diferencia de la cavitación tradicional, la ultracavitación elimina las células que producen grasa y la grasa al mismo tiempo. Además, el equipo de ultracavitación se puede calibrar para manejar cualquier tipo de área con el tiempo y la temperatura necesarios.

«3 tipos de cavitación: estable, doble y ultracavitación».

Ultracavitacion, ¿es esto diferente?

La ultracavitación también se basa en la tecnología de ultrasonido. La diferencia reside en la frecuencia del ultrasonido, que en este caso será de mayor potencia.

Pero no se preocupe por esto, en su centro médico estético le dirán lo que realmente necesita.

Si todavía quieres saber más sobre la ultracavitación, puedes leer este otro artículo: Ultracavitación, ¿Qué es la ultracavitación?

Tratamiento de cavitación, ¿está recomendado para todo el mundo?

Seguramente puedes recibir tratamiento a través de la cavitación, pero antes es necesario llevar a cabo un examen médico previo, examen que realizará la clínica correspondiente antes de comenzar el tratamiento, ya que la cavitación si está contraindicada en los siguientes casos:

  • Mujeres embarazadas.
  • Las mujeres en período de lactancia.
  • Pacientes con marcapasos u otros dispositivos electrónicos implantados.
  • Personas con hipertrigliceridemia.
  • Pacientes con hipercolesterolemia.
  • Con insuficiencia hepática.
  • Con insuficiencia renal.

¿Es segura la cavitación ultrasónica?

La cavitación realizada en personas sanas tiene poco riesgo. En caso de cualquier inconveniente, sería uno de estos:

  • No es habitual, pero el ultrasonido podría producir un ligero eritema local (algo de inflamación o enrojecimiento), pero es algo que tiende a desaparecer unas pocas horas después del final del tratamiento. Por lo general, se siente una sensación de calor durante la cavitación, lo cual es agradable.
  • Es posible que alguna acumulación de grasa disuelta permanezca en el cuerpo, pero esto se debe más bien a no haber realizado el drenaje linfático correctamente mediante masaje manual o presoterapia. Y la solución a esto es fácil, aplique el masaje de drenaje y esa acumulación de grasa desaparecerá.

Sesiones de cavitación, ¿Cuántas se necesitan?

En parte, dependerá de la máquina de cavitación, pero aproximadamente, tomará alrededor de 8 a 12 sesiones. El cuerpo tarda aproximadamente 72 horas en eliminar la grasa, por lo que hay esperas de aproximadamente 4 días entre sesiones.

«Necesitas 8-12 sesiones.«

Es también necesario tomar un litro y medio de agua antes y después de la sesión.

La sesión dura entre 30 y 40 minutos y los resultados pueden aparecer a partir de la tercera sesión.

Artículos relacionados

Comparte este artículo

Si te ha gustado, ayúdanos a difundir este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn